leche de almendras

Recetas de Lácteos sin Caseína

La mayoría de los niños con autismo presentan problemas de salud física, así como también de síntomas neurológicos (aprendizaje y conducta) relacionados con lo que comen, debido que el cuerpo y el cerebro viven en conexión, por esta razón se aconseja hacer cambios estratégicos en la dieta y en la nutrición para lograr un aspecto positivo.

Una de las recomendaciones es retirar la caseína, (del latín caseus, “queso”) es un tipo de proteína en la leche., en otras palabras, es un componente de los lácteos. Por tanto, un producto de hecho puede ser libre de caseína, pero contiene otro “componente” lácteo como lactosa o hasta grasa de lácteos. 

En este artículo proporcionaremos dos recetas para hacer desde casa: leche sin caseína

Leche de ajonjolí

Ingredientes:

  • ½ taza de semillas de sésamo o ajonjolí, se recomienda usar las blancas para que el aspecto visual sea más similar a una “leche”
  • 1 litro de agua mineral o purificada.
  • Endulzantes y/o especias a tu gusto, ejemplo stevia

Preparación:

  • Coloca las semillas de sésamo en un recipiente con agua y deja remojando durante toda la noche. Esto se realiza con la intención de “activar” la semilla.
  • Al día siguiente escurre las semillas y colócalas en una licuadora con el litro de agua. Procesa hasta obtener la mezcla más homogénea posible.
  • Luego procede a colar con un colador de tela, es decir, extrafino y listo.
  • Guarda en un recipiente limpio con tapa, y refrigera, puedes conservarla hasta por tres días.

Leche de Almendras

Ingredientes:

  • 2 tazas de almendras “naturales”, sin sal ni tostado.
  • 6 tazas de agua potable.
  • Endulzantes y/o especias a tu gusto, ejemplo stevia.

Preparación:

  • Coloca las almendras en remojo de agua en un recipiente durante 12h, por lo que es bueno dejar esto desde la noche anterior.
  • Luego procede a colar las almendras y desecha ese líquido y colócalas en la licuadora con seis tazas de agua, esto quiere decir que por cada taza de almendras usamos 3 de agua para obtener la leche.
  • Una vez licuada la preparación procede a colar con un colador extra fino, refrigera y disfruta.
  • Puede durar en la nevera hasta 5 días.

Para más recetas y conocer la razón del por qué la caseína puede alterar el comportamiento de una persona con la condición, lo invitamos a participar a la Charla: Lácteos y el Autismo + Taller: Lácteos sin Caseína el próximo sábado 13 de julio de 2019

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =